Conversión carro guerreros de caos

Aquí os presento un carro de caos ¨home-made¨ hecho con retales de otras figuras que se adaptan muy bien al espíritu del caos.

La base del carro es un antiguo carro del ejército no muerto (siempre viene bien tener unos cuantos de estos antiguos esqueletos para conversiones) al que le añadí escudos de guerreros de caos para hacer los laterales del carro. Las ruedas son de un carruaje de los hombres bestia a las que pegué unas puntas de lanza al mismísimo estilo Ben-Hur. Utilizé la cabeza de uno de los antiguos horrores rosas de caos a modo de mascarón de proa.

Los caballos son corceles élficos ¨pervertidos¨ por el caos, a los que añadí una cresta mas larga y de fuego y misteriosamente le creció una nueva cabeza….cosas del caos. El otro caballo sufrió los devastadores efectos de algún tipo de virus come carne. Básicamente rompí la cabeza del equino y aproveché un cabeza de caballo no muerto para completar el cuadro. Unas pocas cabezas de los distintos habitantes del mundo de warhammer completan el carro. Los tripulantes del carro son dos auténticos oldies…Dos campeones de los guerreros del caos antiguos, concrétamente aparecen en el catálogo del 88 y fueron creados por Jes  Goodwing, tripulan esta conversión que espero que os guste.

Sin más os dejo con ella.

 

(Visited 109 times, 4 visits today)

5 comentarios en “Conversión carro guerreros de caos

    1. Pues este carro en concreto ha cosechado bastantes victorias. Pero la verdad es que lleva varios años en los “angares” del caos y no tengo claro que las ruedas no estén oxidadas….

  1. Pues muy chulo, un autentico carro del caos; me ha gustado, sobre todo, la utilización del horror rosa como parte delantera del carro. La verdad, que estas minis completamente diferentes se salen, y esta además tiene ese toque vintage que tanto nos gusta…

  2. Pues me ha encantado la conversión, sobre todo la estructura del carro, que me parece muy original y con ese toque oldhammer tan molón, y el caballo con la cabeza de hueso mola mucho también.

  3. Una pasada de conversión y un pintado fantástico. Del pintado lo que más destacaría es la precisión con la que están pintados tanto los escudos como los tripulantes. Recuerdo que en esta época estábamos descubriendo las veladuras.
    Por ponerle una pega, las fotos están un poco oscuras 🙂 🙂 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.