Conversión: Porta de batalla orco salvaje

Buenas goblins.

Lo prometido es deuda, aquí os traigo mi nuevo portaestandarte de batalla orco salvaje, o más bien, el portatrapoz!. Incluyo además un tutorial completo de como lo he realizado.

Desde que vi esta miniatura de orco, lo vi claro, quitar hacha, poner estandarte, subir en piedra para que no de a los compañeros con el estandarte más de lo necesario.

Hace ya tiempo, Javi nos trajo la primera conversión del blog, este estupendo personaje skaven y por fin he terminado yo mi orquete. Seguramente, la conversión más currada que tengo.

Además, he preparado unas fotos para ilustrar como he fabricado el estandarte, ya que buscando por internet, no encontraba nada que pudiera servir para hacer un estandarte rígido capaz de mantenerse horizontal con este tamaño.

Para empezar, utilicé como mástil del estandarte, un trozo de matriz de plástico afilada con una cuchilla, intentando que no quedara suficientemente liso ni redondo, para que parezca más natural. En este trozo de plástico, he realizado una incisión longitudinal, para insertar el estandarte en el, así, ayudamos al pegamento a que el estandarte quede unido al palo.

Para hacer la “tela”, he utilizado una lámina de plástico rígido, por ejémplo, plasticard. Yo he utilizado el de la cubierta de un cuaderno. A esta lámina, una vez cortada con la forma adecuada (en mi caso, triangular) la he realizado una serie de pliegues como se observa en las fotos. Gracias a estos pliegues, el estandarte parece ondear. También le realicé pequeños cortes en los laterales para que parezca más desgastado y desgarrado.

Para ayudar a unirlo al orco, realicé un pequeño torito, utilizando un imperdible.

Por último, con cola blanca y papel de periódico para texturizar , dar volumen y facilitar luego el pintado.

Porta de batalla orco salvaje

Al orco, hubo que cortarle el hacha, realizarle un torito en el pie con un taladro para poder pasar la resina de la peana, una pieza genial de la marca Scibor. Aquí llegó un peqeño problema, y es que el pie orco, tiene los dedos, en la peana original y no en el pie, y al no utilizar esa peana para poner la estatua, tube que crearle los dedos con masilla.

Sobre el pintado, lo mas destacable puede que sea el ajedrezado del estandarte. A fin de que parezca viejo y desgastado, realicé una transición en los cuadrados desde un color carne bastante oscuro hasta un blanco puro (blanco calavera), creo que bastante logrado. El resto del estandarte está pintado con un rojo bastante intensio, iluminado en naranja y oscurecido en rojo oscuro y morado. El dibujo tribal está dibujado en negro (para perfilar) y sobre el utilicé 2 blancos distintos.

La piel del orco, cuenta con una primera capa en verde goblin, seguido de 2 luces, la primera en verde goblin + amarillo (50%) y la última en verde goblin + blanco hueso (33% – 66%) y una sombra morada en la parte inferior de los músculos y en aquellos puntos en donde no incidiría una luz cenital superior.

Por último, la estatua, pintada en gris sombra también con 2 luces, una con el mismo gris aclarado con blanco (50%)  y una última cenital en naranja con blanco (20% – 80%) intentando que parezca el brillo del sol y aportando el color de la luz del estandarte. Por último, aplique una sombra morada en aquellos puntos donde no podría incidir una luz cenital superior.

Y finalmente, aquí está el resultado.

Espero que os haya gustado y que os sirva si queréis hacer un estandarte.

 

(Visited 92 times, 1 visits today)

4 comentarios en “Conversión: Porta de batalla orco salvaje

  1. Gran trabajo y mejor tutorial, Gerión.
    Me ha gustado especialmente la idea de utilizar el plástico de la cubierta de un cuaderno para realizar el estandarte, así como la texturización creada. Me las apunto también. Respecto al mástil, yo me hubiera decantado por un clip alargado o una varilla de cobre de ferretería, recubierta luego de masilla para crear ese efecto de imperfección que comentas. Más sólido que el plástico, quizás. Y si quieres probar otros materiales para estandartes… papel de estaño. Mano de santo.
    El pintado muy bueno, tanto del orco como de la bandera, gustándome especialmente la transición en el trapo (los cuadros más sucios están geniales).
    Lo dicho: enorme. 🙂

    1. Muchas gracias.

      El papel de estaño, le pensé, pero creo que al ser el estandarte horizontal, no habría soportado el peso sin doblarse. Ten en cuenta que pide en torno a 10 cm de largo. La idea del clip, si que me convence.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.