Despintando miniaturas.

Hola a todos,

En el pequeño taller de pintura que ofrecimos a principios de semana una seguidora del blog nos pidio un pequeño tutorial de como despintar miniaturas. Y como vuestros deseos para nosotros son ordenes, aquí os dejamos algunas ideas.

Vamos a necesitar lo siguiente: Miniatura a despintar, un liquido que actúe como disolvente, un recipiente para el liquido (lo mejor suele ser vidrio o cristal) y un cepillo de dientes viejo para frotar.

Lo primero es saber de que material es la miniatura que vamos a despintar. Aquí vamos a diferenciar 2 tipos:

A. Miniaturas de metal: Lo que mejor funciona es el disolvente de toda la vida que podéis encontrar en cualquier droguería. Por supuesto hay que hacerlo en un lugar ventilado, utilizar guantes y si sois menores siempre supervisados por un adulto. Otros disolventes que se pueden utilizar son el diclorometano y la acetona. No son muy recomendables por su dificultad de manejo. Tanto Pulcinella como yo son los que utilizamos pero es que ambos somos químicos de profesión y estamos acostumbrados a trabajar con este tipo de disolventes. El resultado es muy similar al del disolvente convencional. El procedimiento es simple. Metes la minis en el disolvente, dejas actuar durante la noche y eliminas restos con cepillo.

B. Miniaturas de resina o plástico. Aquí solo tenemos dos opciones viables. El alcohol (normalmente el de farmacia) y el líquido de frenos (disponible en tiendas de recambio de automóvil. Mismo procedimiento que en minis de metal.

Un caso especial es el alcohol caliente. Si eres menor de edad deja de leer a partir de aquí 🙂 Todos sabemos que el colacao se disuelve mejor en la leche caliente que en la fría ¿verdad? Pues a la pintura le pasa lo mismo. La mayoría de las veces si dejamos nuestra minis en alcohol durante unos días no conseguiremos los resultados deseados. Una forma de acelerar y mejorar esto es calentar CUIDADOSAMENTE el alcohol para aumentar su solubilidad. Digo CUIDADOSAMENTE porque el alcohol tiene un punto de ebullición muy bajo y puede “estallar” si lo calentamos mucho o muy rápido. Para calentar alcohol lo mas fácil es calentar un recipiente grande de agua hasta unos 50°C e introducir en él un recipiente más pequeño (y abierto) con el alcohol (lo que se ha llamado toda la vida baño María). De esta forma tu alcohol se calienta y mejoras rapidez y resultado. Con el alcohol caliente en unos pocos segundos se disuelve la pintura y los restos pueden arrastrarse fácilmente con el cepillo de dientes viejo.

Hasta aquí todo parece fácil y de color rosa. Metes a tus minis en disolvente, la dejas unos días o Calientas CUIDADOSAMENTE y quitas restos con el cepillo. Pero no todas las veces es tan fácil, hay un tipo de imprimación blanca que ni el disolvente caliente puede eliminar y luego esta la horrible pintura de Umbrol, que al no ser acrílica no se disuelve con estos métodos sencillos. Si este es el caso al que te enfrentas… Corre insensato!!!!! Ahora en serio, en estos casos a veces lo mejor es imprimar encima y pintar.

Si os asalta alguna duda, ponerla en comentarios y trataré de resolverla.

Saludos.

(Visited 56 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.