Devorador de almas

Devorador de Almas

Hola goblins.

Por que no solo de Nurgle vive el hombre y me empecé a quedar sin minis de ese dios durante la cuarentena, hoy os traigo mi devorador de almas en un esquema algo diferente.

Sangre para… digo, pasad a echar un vistazo.

No es la primera vez que esta miniatura se deja ver por aquí y ya iba siendo hora de que los pinceles visitaran la mía, que conseguí de segunda mano hace ya 3 años.

Como podéis ver, le falta el látigo original que sustituí por una cadena de metal que tenía entre esa maraña de piezas de «por si un día viene bien».

Si algo tenía claro para esta mini es que iba a huir del clásico esquema rojo de khorne, así que me decanté por piel blanca y buscar el contraste con una peana de magma. Este es el primer problema, las peanas de magma  son algo desconocido para mi.

El proceso por el que me decanto va por situar piedras de corcho para que sirvan de base al devorador sin quemarse las pezuñitas y aplicar una gruesa capa de cola blanca al resto de la peana junto con bolitas de masilla verde.

La cola alisa las rugosas peanas de GW mientras que las bolitas simulan burbujas.

Una vez hecho esto, el pintado es fácil, sucesion de rojos con aero en la peana llevados hasta amarillo en algunas zonas y pincel seco negro en la piedra.

El pintado del devorador, por separado de la peana, comienza con imprimación negra e iluminación cenital blanca para marcar los volúmenes.

Hay que tener en cuenta, que esta miniatura, íntegramente de metal, pesa bastante y se maneja mal.

Para el siguiente paso, comienzo una sucesión de luz y sombra desde ángulos opuestos, luz en blanco desde arriba y «sombra» en forma de reflejo rojo del magma desde abajo.

El reflejo rojo es fácil, agarra sin problema y cubre bien, pero la luz blanca tiene que ser aplicada varias veces para que tenga la cobertura correcta.

La transición entre los colores mediante tinta morada aplicada también con aerógrafo con buen resultado y tras ella aún así, una última luz blanca.

Alas también con aero aplicando en las membranas rojo y luego naranja.

Hecho esto paso al pincel. Perfilo los huesos de las alas en blanco puro, prácticamente lo único de la piel que tengo que tocar con el pincel.

Metales en bronce iluminado en oro y hierro iluminado en plata con buen resultado para la armadura y bronce iluminado en plata para el arma. Huesos en marrones y amarillos en wet blending y pelo negro muy sencillo ligeramente iluminado en azul.

¿Que os parece este pequeño?

 

(Visited 54 times, 4 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.