Historias de rol…

Buenas a tod@s.

Hoy, desde goblintramposoos hablo de un oldie maybe goldies muy querido, con mucha historia; la historia de como hace muchos, muchos años, ya demasiados, comenzó todo esto… Por favor, pasad, estáis invitados…

“”Era domingo por la tarde, un domingo por la tarde cualquiera, en Valladolid, en 1995… La tarde era de esas que te apetece quedarte en casa, fría, lluviosa, como si previniera lo que podía ocurrir. Israel y Miguel habían engatusado con anterioridad a Andrés y Tercio para que los acompañaran a algo de rol, algo sobre jugar con dados en una mesa o algo que se le pareciera, no sabían muy bien de que hablaban…

Todo se había gestado unos días antes, cuando Ismael, después de haber conocido a Israel y Miguel unos pocos meses antes en la recientemente estrenada universidad, hablaba mucho más de estos juegos de fantasía que de la química que se suponía debían empaparse en las aulas, y con esta verborrea los había convencido para acudir a su casa a probar el rol, o lo que fuera que fuese eso…

Así que hasta la Rondilla, más bien hasta la calle Lope de Vega, se dirigía el cuarteto de jóvenes e inexpertos en esas lides, no sabiendo si sería buena idea acudir a la cita, ya que el tal Ismael era un tipo un tanto siniestro, no parecía trigo limpio; su pelo siempre alborotado, recogido en la perenne coleta, con alguna de sus gorras, y sus perniciosos hábitos de vida hacían dudar al cuarteto…

No obstante, la curiosidad era mayor que el temor, así que se dirigieron a casa del susodicho Ismael, y apretaron el timbre; la puerta se abrió, se miraron antes de coger el ascensor, y asintiendo pulsaron el botón de la cuarta planta…

Al abrir el ascensor, desde la penumbra, algo desestabilizó a los jóvenes, algo que no habían sentido nunca, pero una voz desde el interior de una de las puertas entreabiertas del cuarto piso les sacó del trance:

-Pasad, pasad, como si estuvierais en vuestra casa.

Armados de curiosidad, uno tras otro fueron pasando, para dar en una sala, que a la postre se reveló como una habitación, donde una figura salía a su encuentro.

-Pasad, pasad y sentaros, si podéis…

Al atravesar el umbral, del primero al cuarto de los recién llegados percibieron dos importantes cosas; que el nivel entrópico de esa habitación era mayúsculo, generando un campo orbital alrededor suyo de desorden y desestabilización constante, y de que el ofrecimiento del tal Ismael no sería posible llevarlo a cabo, no había nada donde sentarse aparte del suelo o de las literas…

-Esperad que quito un poco estos trastos.

De la nada, después de quitar no recuerdo muy bien que, aparecieron unas sillas y una mesa donde los cinco se sentarían después de las presentaciones, si es que ya todos no se conocían…””

Y en esa habitación, en esa entrañable habitación, donde la entropía lo alborotaba todo, después de que Ismael nos hablase (más bien repitiera lo que nos había contado a Israel a a mí, Miguel) del Señor de los Anillos y de su juego de rol, nacieron nuestros primeros PJs de una serie incontable ya; Andrés probó suerte con un rohirrim guerrero, Israel materializó a Drakaliham, elfo noldor animista, y Tercio y yo nos aventuramos con sendos enanos, él guerrero y yo explorador (si, creo que ha sido el único enano explorador!!!).

Y en esa habitación, en la que jugamos nuestras 2 o 3 primeras partidas de una mini campaña que todavía recordamos (el templo noldor abandonado, la piedra de resucitar, el torreón del nigromante,…), donde éramos tan pardillos que Ismael nos engañaba y hacía saltar de la silla a partes iguales, conocimos que era eso del juego de rol…

Y de esa habitación, como todos menos Israel vivíamos por aquellos entonces en Dueñas, empezamos a intentar jugar allí; se nos unieron unos habituales como Laura, Luispe y Calvo y después de alguna partida de prueba, de voces y discusiones, se creó uno de los grupos más carismáticos que hemos tenido; ninguna cerradura se resistía a Atreyu, el hobbitt; la morning star  de Camus, el enano, tenía cientos de muescas de sus combates con orcos y trolls; el beornida, el cambiante, repartía garrazos a la par que utilizaba sus listas de hechizos de animista para curar; Kron, el hombre de los bosques, siempre acompañado de su hacha, era el encargado de guiarlos a todos; Enola, la dunadan, era la guerrera y mano derecha de Calimun, el elfo noldor, el mago, y a la larga, el líder de todos ellos…

Con todos ellos, viajamos por La Comarca, Tharbad, las Montañas Nubladas, las colinas de los Trolls, por territorios woses (supongo que alguno, como yo, se acuerde de la cabaña de la vieja Coel), y multitud de sitios más por donde sus desventuras les llevaban…

Y desde esos lejanos tiempos, allá por el año 95, con algún tiempo parados, pero poco, seguimos jugando la mayoría de aquel núcleo duro, con la incorporación en estos años de algunos miembros importantes más como Virginia (siempre acompañada de nuestra mascota, Willy), Sara, Sañudo y Mimi. De aquí para allá, hemos seguido recorriendo la Tierra Media, jugado la mítica e irrepetible Dragonlance, nos hemos convertido en ratones en la Mouse Guard, hemos vagado por el mundo de tinieblas de Vampiro, anduvimos por la Torre Oscura… y muchos sitios y aventuras más que sería imposible enumerar.

Desde que creamos goblintramposo quería hacer una pequeña dedicatoria a mi grupo de jugadores de rol de Dueñas, con los que he pasado y sigo disfrutando de incalculables horas de entretenimiento, y de las que espero que sean muchas más, y como les tengo prometido, si seguimos tirando dados por el año 2020, poder volver a dirigirlos la Dragonlance.

Agradecimiento especial para Ismael, más conocido por estos lugares como Kyam, que fue, es y será artífice de todo lo que os he contado, ya que creó en Israel y en mí esa curiosidad que aún veinte años después sigue viva, y que después de muchos años, partidas y discusiones es el nexo de unión aquí en Valladolid de nuestro grupo de jugadores, y lo que es más importante, de amigos…

La foto que aparece en portada es nuestra última partida de Halloween, todos disfrazados para tener pxs gratis!!!

Espero, y deseo, que este tostón os resulte conocido y todos tengáis una historia similar.

Saludos. Pulcinella.

 

(Visited 26 times, 1 visits today)

6 comentarios en “Historias de rol…

  1. Pequeña lagrimilla soltada por el individuo de alborotada coleta y hábitos nocturnos perniciosos. Me ha encantado la entrada y seguro que mucha gente se ha visto reflejada en ella.
    Por los siguientes 60 años de amistad y aventuras!!!!

  2. A mi si me trae gratos recuerdos. Y lo leo con añoranza y alegría, ya que este bendito hobby me ha permitido pasar ratos increíbles y vivir aventuras maravillosas y compartir buenos momentos con grandes amigos.

    Muchas gracias Pulcinella por haberlo recordado y haberte tomado la molestia de escribirlo.

    1. Pues si, querido Drakaliham, muchas historias vividas con la cuadrilla de Dueñas, sobre todo al Señor de los Anillos, donde ni los más temibles enemigos hacían retroceder un solo paso a muchos de los jugadores.
      Largas y entretenidas partidas, durante muchas tardes y otras tantas noches, las que hemos pasado al abrigo de nuestros queridos personajes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.