Vlad von Carnstein

VLAD VON CARSTEIN

Hola a todos,
Desde las oscuras y lejanas tierras de Sylvania hoy nos visita el que ha sido su más grande gobernante. El creador del clan Von Carstein, aquel que ha sido a la vez  una de las mayores amenazas que nunca haya existido para el imperio pero también aquel que acudió en su defensa en los últimos momentos, Vlad Von Carstein.

Poco se sabe de la historia de Vlad antes de la fatídica noche en la que asumió el poder de Sylvania. Unos dicen que podría ser un noble imperial que podría haber perdido sus tierras, otros que sus orígenes podrían ser más remotos, llegando hasta las tierras de Lahmia miles de años antes de la creación del imperio.

Poco importa eso, la historia de Vlad comienza con su entrada en la alcoba del moribundo Conde de Sylvania Otto Von Drak. El cual acababa de jurar que entregaría todas sus tierras y títulos a cualquier noble que desposara a su hija Isabella. Todo ello con tal de no cedérselos a su hermano. Vlad pidió la mano de Isabella y la boda se celebró inmediatamente. Aquella boda fue lo último que el conde Otto vió antes de expirar, dejando a Vlad como señor de Sylvania.

Vlad no fue peor que cualquier otro gobernante del imperio e incluso bajo su mandato sus tierras prosperaron como nunca. Cierto era que los enemigos de Vlad desaparecían en la noche sin dejar rastro y que los sacerdotes de Sigmar nunca volvían a ser vistos, pero la abundancia acallaba a la mayoría.

En esta época Vlad concedió el beso de sangre a la que era su amada, Isabella. Y es que lo que había sido una boda por conveniencia se había convertido en un amor inmortal (Toma ya Crepúsculo! Chúpate esta! 🙂 🙂  ).  Vlad e Isabella construyeron toda una corte vampírica a su alrededor que gobernó Sylvania durante más de 200 años, convirtiéndola en un ejemplo de orden en medio de un imperio inmerso en una inacabable guerra de sucesión.

Empuñando su espada “Bebedora de sangre” y  portando su famoso “Anillo Von Carstein”, Vlad encabezó un ejercito tanto vivo como no muerto con el que invadió el imperio con el fin de coronarse emperador. En los siguientes años Vlad puso de rodillas al imperio en las llamadas primeras guerras vampíricas. En multitud de ocasiones se le dio por muerto pero los secretos poderes de su anillo siempre le traían de nuevo a la no vida.

No fue si no la traición de uno de los suyos lo que llevó a Vlad a la muerte definitiva. El ambicioso Manfred Von Carstein reveló el secreto del anillo a los enemigos de Vlad y estos contrataron al más grande ladrón de su época, Felix Mann, para que lo robara. Sin su anillo, Vlad encontró la muerte definitiva a las puertas de Altdorf a manos del Gran teogonista Willhem III. Cegada por el inmenso dolor de su pérdida, Isabella se suicidó al arrojarse desde las almenas de Altdorf.

Durante años las tierras del imperio fueron libres de la presencia de Vlad pero la resurrección del gran nigromante Nagash durante el fin de los tiempos cambió esto. Nagash trajo de nuevo a la no vida a Vlad y le reclutó como uno de sus 9 mortarcas, con la promesa de traer de vuelta a Isabella. Tras su resurrección, mientras cumplía las ordenes de su amo,Vlad reclamó sus posesiones y comenzó la búsqueda por su cuenta de Isabella.

Vlad, siguiendo ordenes de Nagash, se enfrentó en el norte a las huestes del Caos para retrasar su avance e inclusó actuó como benefactor del supremo patriarca de la magia Balthasar Gelt para impedir un intento de asesinato del emperador Karl Franz . Durante esas batallas mató al vampírico gran maestre de los caballeros sangrientos, Walach Harkon.

Todos los esfuerzos fueron en vano y finalmente el trío de campeones de Nurgle conocidos como los Glotkin llegaron hasta Altdorf. En esos momentos Vlad consiguió que el regente Kurt Helborg aceptara su oferta de ayuda a cambio de concederle de nuevo el título de conde elector. Fue la ayuda prestada por Vlad, junto a la llegada de Louen Leoncoeur y el ascenso de Karl Franz como inmortal de los cielos lo que permitió purgar a las fuerzas de los Glotkin en Altdorf. La victoria tuvo un alto coste para Vlad que se envenenó con la sangre de uno de los trillizos Glotkin al que decapitó.

Tras la batalla de Altdorf, un debilitado Vlad recibió un críptico aviso que decía que Isabella había sido devuelta a la vida por los poderes de Nurgle y ahora se hallaba enloquecida bajo una posesión demoníaca.  Isabella, junto a un demonio sin nombre que habitaba el cuerpo del antiguo sacerdote Sigmarita Luthor Huss, encabezaba el ejercito de demonios y no muertos que invadió Sylvania para acabar con la pirámide Negra, el foco del poder nigromántico de Nagash. Aquel ataque resultó ser sólo una elaborada distracción y fue un equipo skaven, liderado por Ikit Klaw, el que destruyó la pirámide Negra.

En la batalla de Middenheim, que supuso el final de la saga del fin de los tiempos, Vlad se vio de nuevo enfrentado a la enloquecida Isabella. Incapaz de acabar con ella, la obligo a portar el anillo de los “Von Carstein” y se lanzo abrazado a ella desde las almenas de Middelheim para empalarse en unas estacas (Emulando su primera muerte). La muerte liberó a Isabella de la posesión demoníaca y los poderes del anillo la devolvieron a la no vida. Fue el último sacrificio de Vlad por la mujer que siempre había amado.

Os dejo con las fotos:

Vlad von Carnstein

Vlad von Carnstein

 

Espero que os haya gustado tanto la miniatura, como la fantástica historia de esta personaje de nuestro querido Warhammer.

Saludos.

 

 

(Visited 106 times, 3 visits today)

3 comentarios en “VLAD VON CARSTEIN

  1. Pues que decir! Que la historia muy bien contada y muy chula. Me gustan este tipo de historias.
    La figura me gusta mucho y el pintado me gusta bastante excepto el hueso – cuerno.

  2. La historia como bien dices es digna de novela de quinceañera pero con toques de tito Nurgle.

    El pintado correcto, pero nos tienes acostumbrados a algo más 😛

  3. Me ha gustado la historia, no conocía nada de ella, muy interesante; de la miniatura, decir que como personaje está bastante bien, aunque hay algún Von Carstein por ahí que me gusta algo más. El pintado muy correcto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.