vtes

[Vtes] Vampire: the Eternal Struggle

Hola goblins.

Hoy os traigo una pequeña entrada sobre mi juego de cartas favorito. Vampire: the eternal Struggle o simplemente Vtes.

A parte de los juegos de cartas más mayoritarios, existen otros. Y es que cuando Magic the gathering (al que también jugaba) estaba en su máximo apogeo, allá cuando incluso se anunciaban en televisión, era Vtes el que era elegido como mejor juego de cartas a nivel mundial durante varios años consecutivos. Pero nunca llegó a tener la repercusión que merecía.

Vtes, del que poco a poco os iré trayendo más, es un juego de cartas multijugador ambientado en el mundo ficticio del mundo de tinieblas (creo que de white wolf, aunque hubo muchos líos con que partes pertenecían a quien). Quizá os suenen más, sus afamados juegos de rol: Vampiro: la mascarada, Vampiro: Edad Oscura, Hombre Lobo: el Apocalipsis, Mago …. y así un largo etcétera. También puede que lo conozcáis por los 2 juegos de ordenador, de los que recomiendo encarecidamente el segundo, Vampire: Bloodlines, o quien sabe, igual sois tan raros como yo y visteis la serie de televisión (de bajo presupuesto) traducida al castellano como “Secta de sangre” que tiene por nombre original “Kindred: The Embraced”.

Esto junto a decenas de novelas lo convierte en una rica saga que terminó en una decepción de juego de rol llamado Requiem, derivada de disputas por los derechos de autor.

En concreto, Vtes está ambientado en Vampiro: la Mascarada e incluso sus personajes aparecen en el juego y novelas.

A diferencia de la mayoría de juegos de cartas, Vtes no está pensado para jugar dos personas, siendo la mesa óptima para 5 jugadores. Durante la partida, cada jugador toma el rol de uno de los  poderosísimos vampiros conocidos como los matusalenes y mediante su influencia para movilizar vampiros y aliados así como el uso de sus recursos para comprar armas, vehículos, edificios y un sinfín de cosas, debe acabar con las influencia del resto de matusalenes sobre el mundo. Eso si, sin mancharse las manos directamente.

Uno de los grandes puntos de este juego, es que existe una cantidad de estrategias enorme que no se parecen en nada al resto y que casi hace parecer que cada uno jugara a un juego distinto, pero con un mismo objetivo.

Así, un matusalén podría intentar acabar con su presa mediante la fuerza bruta, llevando poderosos guerreros que aplasten a los aliados enemigos, mientras que otro podría intentarlo de forma política llamando disputadas y arriesgadas votaciones que requieran de acuerdos a corto o largo plazo. Hay quien podría intentar enterarse de todo lo que sucede en la mesa o quién por el contrario prefiere intentar que sus acciones queden en el anonimato mediante el más absoluto sigilo.

Por desgracia, el juego pasó a mejor vida cuando por culpa de esas disputas por los derechos intelectuales, White Wolf paró su producción. Llegado ese momento, la comunidad mundial de jugadores, se dividió en dos grupos, los que preferíamos seguir jugando con el material existente y los que se decantaron por lanzar material nuevo creado por jugadores. De forma “oficial” se optó por este ultimo sistema, lo que limitó aún más la cantidad de asistentes a los torneos (quien imprime sus cartas no puede ir a torneos donde no se impriman y los que no las imprimimos nos vemos en inferioridad ante cartas impresas que buscaban ofrecer mejores cartas en algunos casos)

Lo curioso, es que recientemente, me he enterado de que en Valladolid, se ha organizado un nuevo grupo de jugadores nobeles en una tienda local (Metrópolis) que buscaba liberar su stock… habrá que pasarse…

Intentaré ir sacando más entradas sobre clanes y estrategias. Un saludo!

(Visited 125 times, 3 visits today)

2 comentarios en “[Vtes] Vampire: the Eternal Struggle

  1. Yo en juegos de cartas me decanto por el Vs de Upperdeck pero he de reconocer que en cuanto a mecánica de juego este Vtes es completísimo.
    Además refleja perfectamente el universo de Vampiro la mascarada, que para mi está en el top 3 de los mejores juegos de rol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.