Partida Warmachine/Hordes: despliegue.

Warmachine/Hordes: partida de dobles a 100 puntos por bando (50 por jugador).

Hola a todos de nuevo.

Hoy os traigo una entrada que no va de pintura, va de aquello para lo que montamos y pintamos las minis: el juego.

Este viernes nos juntamos en la asociación la Torre de Cristal (Valladolid) cuatro de los habituales del grupo de Warmachine/Hordes para jugar una partida bastante más grande de lo habitual. Acordamos una partida dos contra dos, a 50 puntos por jugador, con alianzas aleatorias. El escenario sería uno de los habituales del formato Steam Roller 2015, modificado acorde a las dimensiones de los ejércitos (aumentamos el largo del campo de batalla). ¿Queréis saber cómo fue la cosa? Seguid leyendo…

Lo primero que hicimos fue tirar los dados para ver quién iba con quién. Los jugadores éramos:

  • Rodrigo: jugando con Cryx. Caster: pDeneghra. Piratas fantasmales, una horda de Mechanithralls, el temible Deathjack y varios mercenarios componían lo más significativo de su ejército.
  • Pablo: jugando con Skorne. Warlock: pXerxis. Infantería pesada de Catafractos, espadachines y varios titanes como bestias de guerra. Un auténtico muro de ladrillos.
  • Christian: jugando con Minions, concretamente la Blindwater Congregation (cocodrilos humanoides con rollo vudú). Warlock: Maelok. Infanterías pesadas reptilianas de Gatormen Posse, Croak Riders, algunas bestias de guerra y el altar de sacrificios. Otro muro de ladrillos, pero con escamas verdosas.
  • Un servidor: jugando con Legion of Everblight. Warlock: Saeryn. Mi ejército estaba compuesto fundamentalmente por varias bestias pesadas y elfos brujos Nyss.

Los dados emparejaron a Rodrigo con Christian y a Pablo conmigo.

Despliegue:

Partida Warmachine/Hordes: despliegue.

El turno 1 fue principalmente de avance, aunque los no muertos de Cryx colocaron algún hechizo gracias a sus veloces nodos. Pero claro, eso los dejó expuestos y uno de ellos fue gravemente dañado por el aliento de fuego de uno de mis engendros draconianos.

Inicio del turno 2:

Inicio del turno 2.

En este turno las cosas ya se fueron calentando. Los no muertos de Cryx, especialmente los piratas fantasmales de Blackbane, se lanzaron a toda velocidad hacia las líneas de la Legión. Pese a ser etéreos, las armas mágicas y los hechizos de los Hex Hunters (guerreros magos de los elfos Nyss) dieron cuenta de casi toda la unidad salvo tres (cortesía de unas tiradas de dados nefastas). El Deathjack se acercó confiando en detener a mi principal bestia de combate mediante nigromancia, pero el hechizo Banishing Ward de Saeryn le protegió y en mi turno acabó con él.

En la parte superior del campo de batalla, los Croak Riders de Christian hirieron al Titán Espaldabronce gracias a sus proyectiles de aceite ígneos, y las infanterías pesadas de Gatormen Posse se fueron acercando. La infantería Skorne respondió al golpe; los espadachines cargaron al combate y los Catafractos se prepararon para la lucha en formación de muro de escudos.

En este turno tanto Pablo como yo activamos nuestras respectivas Feats (dotes) con el fin de proteger a nuestras tropas de lo que se nos venía encima.

Inicio del turno 3:

Inicio del turno 3.

El turno 3 fue el más sangriento de los jugados hasta entonces, especialmente en el la zona donde se batían los cocos de Christian y los guerreros Skorne de Pablo. Maelok activó su dote, aumentando la resistencia de sus tropas y haciéndolas Incorpóreas, y se metió en lo peor del “fregao”. Los Gatormen Posse se lanzaron al combate e hicieron una buena escabechina, aunque los Catafractos aguantaron el tipo. Eso dejó a Maelok a tiro de Xerxis y sus esbirros. Sin embargo, entre la elevada armadura de Maelok y algún error a la hora de abrir camino hacia él con los titanes, el intento de asesinato de Pablo fracasó y fue Xerxis el que quedó al descubierto.

En mi lado, Deneghra (que llevaba dos turnos en llamas aunque sin demasiados daños) invocó también su dote, the Withering, lo que básicamente me dejaba un turno muy debilitado, con escasa movilidad y poco potencial ofensivo. Afortunadamente, mis bestias estaban protegidas por mi propia dote (del turno anterior) y la elevada DEF de los Hex Hunters hizo que no hubiera que lamentar pérdidas. Sin embargo, esto dio a los cryxianos el respiro que necesitaban. Como era de esperar, mi turno fue pobre y sólo los hechizos de Saeryn y sus Hex Hunters lograron causar bajas.

Turno 4

En el turno 4 las cosas se fueron decidiendo. Los cocos de Christian siguieron presionando y acabaron matando a Xerxis, lo que dejaba nuestro flanco derecho prácticamente derrotado. En el izquierdo, las tropas no muertas de Deneghra acabaron con mi Ravagore pero no pudieron hacer mucho más, mientras Deneghra retrocedía. En mi turno, las tropas y bestias de la Legión diezmaron lo que quedaba de los cryxianos pero no pudieron rematar la faena asesinando a Deneghra.

Como ya se hacía tarde, decidimos dejar aquí la partida, proclamando vencedores a Rodrigo y a Christian.

 

Una partida estupenda y una tarde la mar de divertida. Como debe ser en este hobby.

Espero que os haya gustado este relato y haya resultado ameno.

¡Nos vemos!

 

(Visited 40 times, 2 visits today)

Un comentario en “Warmachine/Hordes: partida de dobles a 100 puntos por bando (50 por jugador).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.